Cómo conseguir el acento perfecto


Aprender un idioma es un largo viaje, e incluso después de muchos años de dedicación aún puedes pensar que tu objetivo de controlarlo a la perfección se encuentra lejano. Uno de los hitos que esperamos alcanzar al aprender cualquier idioma es conseguir un buen acento pero ¿cómo conseguirlo?

Es una cuestión básica cuando estamos aprendiendo un idioma: ¿cómo presumir de una buena pronunciación casi como si fuéramos una persona nativa de uno de los países donde se habla el idioma que estamos aprendiendo? No solo se trata de que te entiendan a duras penas o poder ser partícipe en una conservación, sino de ser entendido a la perfección incluso en terrenos tan importantes como el laboral.

Consejos para mejorar tu acento

Trabajar tu acento en otro idioma es mucho más que estudiar las reglas de pronunciación, es también aprender el ritmo y la fonética de las palabras y expresiones. Hay ejercicios específicos y actividades de trabajo centradas en el acento que puedes llevar a cabo y la mayoría de estos se centran en escuchar atentamente e interrelacionarte con gente nativa.

Escucha. Conseguir el punto exacto de un acento comienza con estar pendiente de muchos detalles del acento que deseas adquirir, así que escucha con atención e identifica los sonidos específicos del idioma y de las personas al hablar

Cómo se pronuncian las expresiones. Concéntrate en asimilar, identificar e imitar  cómo la gente pronuncia expresiones concretas y haz esa pronunciación y esa forma de hablar como tuya propia cara a conseguir una mayor mimetización con el idioma.

Piensa mientras hablas. Este es un ejercicio que, luego, te saldrá natural pero en un principio y más cuando estás aprendiendo un idioma es importante que “sobreactúes” un poco y coloques acentos y formas de hablar que quieres imitar. Más tarde todo te saldrá de forma más natural.

La forma de la boca. Fíjate en las formas de la boca, observa en qué parte de la boca se forman las diferentes expresiones. Cuando veas a alguien hablar, fíjate en los movimientos de su boca en determinados fonemas.

Y cómo no, a parte de tu clase de idiomas también puedes encontrar los llamados “entrenadores del acento”, especialistas en idiomas que se especializan en el trabajo de acento. Grábale y haz ejercicios de repetición. El ver películas en BSO te ayudará sobremanera, no lo olvides.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies