Consejos para preparar una prueba de nivel de idiomas


Cada tipo de prueba o examen suele tener una serie de características deferentes y una finalidad distinta cuando se trata de evaluar las capacidades en un idioma, así que no es lo mismo preparar un test para certificarte en idiomas que una prueba de nivel, y si esta última es la que tienes entre manos te vendrán estupendamente estos consejos para prepararla.

Determina las prioridades y tantea tu nivel real

Si vas a presentarte pronto a una prueba de nivel de idiomas, lo primero que te convendrá hacer será tantear cuál es realmente el punto en el que te encuentras y si tienes el nivel que crees, ya que si se trata de una fase para acceder a un puesto de trabajo o una beca deberás calcular bien tus tiempos para no perder esa oportunidad.

Tal vez descubras en este proceso inicial que tu punto débil es la gramática o el vocabulario, así que establecer un orden de prioridades de ayudará a prepararte de manera más precisa para tu prueba de nivel: evalúa qué necesitas mejorar con más urgencia y ve de más a menos importante.

Haz alguna prueba por tu cuenta y descubre el patrón

Hoy en día existen muchas formas diferentes y herramientas útiles para preparar una prueba de nivel gracias a internet, y aprovechando esta circunstancia nuestro consejo es que realices alguna prueba gratuita o te descargues ejemplos de este tipo de evaluaciones cuando estés preparando el examen.

Gracias a esta maniobra podrás descubrir cuáles son los tipos de preguntas más comunes en las pruebas de nivel, qué características tienen más peso o que temáticas son más recurrentes y comprobar cuáles son tus puntos fuertes y débiles frente a los modelos de prueba antes del gran día.

Realiza tus actividades en otro idioma los días previos

Un buen truco para preparar las pruebas de nivel de idiomas es realizar una pequeña inmersión los días previos, de forma que afiances las expresiones y vocabulario que ya conoces o que has aprendido recientemente y que te salga más fluido en el momento de la prueba, especialmente si te van a realizar alguna prueba oral.

Otra ventaja de esta práctica es que, al final, realizando las cosas del día a día y con el uso cotidiano de los idiomas solemos sacar más dudas o palabras nuevas que cuando estudiamos, así que seguramente te hará manejar algún concepto nuevo que tal vez te resuelva una pregunta de la prueba de nivel.

Fabrica tu pequeño diccionario personal

Un consejo muy útil a la hora de preparar una prueba de nivel es el crear un diccionario o manual a tu medida y según tus necesidades; si eres más visual puedes hacerlo en forma de tarjetas con dibujos o si eres fan del estudio estructurado puedes crear un mapa conceptual con la gramática.

Simplemente cuando lo vayas elaborando o rellenando de contenido ya irás afianzando ciertos conceptos que no recordarías de otra manera, y si además quieres transcribir la forma fonética de las palabras y frases también te ayudará con la pronunciación, ¡sencillo, artesanal y práctico!

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies